Hablando de precios

Palabras con secretos



Volver al índice

Hablando de precios

Si algo cuesta muy caro, por supuesto, podemos decir

Es carísimo

Pero si queremos subrayar que el precio es tan alto que nadie puede permitírselo, diremos

El precio de una vivienda es prohibitivo = No es asequible para la mayoría de los españoles

La expresión estar por las nubes habla por sí misma:

Nunca como en ese restaurante, allí los precios están por las nubes = Los precios son carísimos

Hay objetos desproporcionadamente caros porque vienen de marcas mundialmente famosas. Estas cosas se llaman pijas. Si queremos subrayar que encima no son de primera (ni de segunda) necesidad, las llamamos pijadas. En los dos casos hablamos con cierto desprecio. Sin embargo, si queremos mostrar fascinación frente a un objeto muy caro y muy bueno, decimos que es de lujo:

Mi padre tiene de todo, no sé qué regalarle. Alguna pijada tecnológica, quizás = Le voy a regalar algo muy moderno, muy caro y sé que no lo necesita

¿Por qué te compras esta ropa tan pija? = ¿Por qué te compras ropa de marcas tan caras? (es una crítica)

Joaquín se compró un coche de lujo = Joaquín se compró un coche muy bueno y caro (me encantaría tener uno así)

Si de repente habéis tenido que pagar una gran cantidad de dinero, es que os han pegado un sablazo:

Este año Hacienda me ha pegado un sablazo = Hacienda me ha obligado a pagar muchísimo dinero

Si después de este pago os habéis quedado sin dinero, os han dejado tiesos.

Por último, de algo muy caro se puede decir que cuesta un riñón / cuesta un ojo de la cara / una fortuna / un dineral:

La cirujía plástica me ha costado un riñón = me ha costado muchísimo dinero

La palabra barato también tiene muchos sinónimos coloquiales, como las expresiones estar por los suelos, estar tirado/a:

¿Por qué no vamos al Primark? Allí todo está tirado = Allí todo cuesta muy barato

Si estáis buscando algo barato, pero no queréis parecer pobres, podéis usar la palabra económico:

Estoy buscando un hotel económico = Estoy buscando un hotel relativamente barato, pero no quiero mostrar que no tengo mucho dinero

La palabra ganga significa "muy buena oferta", algo que suele costar caro pero se vende barato. La palabra chollo puede significar lo mismo, pero se usa para todo lo que nos resulta ventajoso:

He encontrado una página de chollos que está súper bien, y parece de confianza = He encontrado una página web con muy buenas ofertas

¡Qué chollo tienes conmigo! Te plancho, cocino y encima te hago el amor = Tienes mucha suerte conmigo

¡¿Un Iphone por 200€?! ¡Es una ganga, me lo llevo ahora mismo! / Es un chollo, me lo llevo ahora mismo

La palabra ofertón (muy buena oferta) significa una oferta inesperadamente buena:

¿Una tablet y un móvil por 300 euros? ¡Es un ofertón!

En cambio, si una cosa está muy barata pero no se debe comprar porque es de mala calidad, se dice que es una baratija.

Autor/a Jorge Gelfand

  • 1. ¿Caro o barato?
  • por las nubes
    baratija
    pijo
    por los suelos
    prohibitivo
    un dineral
    ofertón
    económico
    de lujo
    chollo
    ganga
    CaroBarato

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 2. Completa las frases:
  • Me ha costado
    tirado
    Me han pegado
    una ganga
    Me han dejado
    un sablazo
    En esta tienda todo está
    un chollo
    Conmigo tienes
    tieso
    Esto es
    un riñón

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 3. Completa con una palabra adecuada:
  • ¿400€ por un Macbook Pro? ¡Es una auténtica !

    – ¡Mira, mamá! ¡Una pulsera por 5€! ¿Me la compras?
    – Pues claro que no, ¿no ves que es una ? Ya te compraré una buena.

    – ¿Te ha costado mucho este libro?
    – Uf, no preguntes, me ha costado un de la .

    – ¿Me podrías prestar algo de dinero?
    – La verdad es que no, el caso es que hace poco llevé el coche al taller, y allí me pegaron un y me dejaron t.

    – Estoy buscando unos zapatos ec, o sea, no muy caros.

    – El otro día fuimos a cenar a un japonés y nos cl 80€ por persona.
    – ¡Qué me dices!
    – Lo que oyes. Es pro, vamos, caro de cojones.
    – Es que últimamente todos los restaurantes están por las .

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña