Diccionarios

Básicamente, hay dos tipos de diccionarios.

Los diccionarios de traducción traducen a otras lenguas, y son muy cómodos para principiantes. Entre los diccionarios on-line podemos aconsejar wordreference.com. Es el más completo y, además del inglés, tiene otros idiomas. El Google Translator es más universal, pero ¡ojo! Si traducís del español a otra lengua que NO sea el inglés, la traducción será doble: del español al inglés, y del inglés, a la lengua meta. Por eso comete muchos errores.

Os ofrecemos también nuestro diccionario cognitivo. Es muy útil porque no sólo indica la traducción, sino también las palabras que típicamente se usan con la palabra buscada. Además, indica a qué campo semántico pertenece la palabra y muchas cosas más (véase Relaciones semánticas).

El problema fundamental de los diccionarios de traducción es que nunca son exactos. Sí, sí, sí. Porque prácticamente ninguna palabra tiene su equivalencia exacta en otra lengua. Incluso las palabras "fáciles", como mesa o salir, pueden tener distintos significados. Por ejemplo, en español, la típica mesa es una mesa de comedor, si se usa para trabajar, suele llamarse escritorio, y en los colegios se llama pupitre. La palabra salir puede significar lo contrario de entrar, pero también acabar de trabajar o ir por la noche en compañía de unos amigos a divertirse. ¿Realmente creéis que en vuestra lengua hay una palabra que signifique exactamente esto?

Los diccionarios explicativos ofrecen una explicación de todos los significados, o acepciones, de una palabra. Son más difíciles de usar para un hablante no nativo. Pero a partir de cierto nivel (B1-B2) pueden llegar a ser más cómodos.

Su principal ventaja consiste en que no tienen que expresar el signficado de un término español usando conceptos de otra cultura, a menudo muy diferentes de la española. Sin embargo, a veces tampoco son ideales. Las definiciones no siempre son buenas, es frecuente que os expliquen el significado de una palabra usando otra más difícil y de poco uso. Además, hay casos perdidos. ¿Cómo puede expresar uno el significado de un estado anímico? Es algo que se siente, no se explica. En este caso es casi mejor la traducción.

El diccionario más prestigioso y avalado por la comunidad hispana es el de la Real Academia Española. Es muy cómodo porque se puede consultar en internet, se actualiza con cierta frecuencia y sus autores son filólogos y escritores de gran renombre.

Otro diccionario clásico es el de María Moliner. No se accede por internet, aunque existe una copia pirata en este sitio ruso. Merece la pena comprarlo porque sus explicaciones suelen ser más claras y accesibles, pero sobre todo, porque todo el léxico está organizado de forma jerárquica, es decir, el léxico del diccionario está muy bien estructurado.

Sin duda cualquier hispanista serio debería tener el diccionario Redes. Es un diccionario combinatorio, es decir, que para cada palabra indica con qué otras palabras se suele usar. Es, junto con el diccionario del español actual (basado en el corpus Cumbre), uno de los poquísimos diccionarios hechos a base de análisis de corpus de textos en español, es decir, de manera científica y no según el juicio de unos pocos expertos. El principal fallo de este diccionario es precisamente la falta de organización semántica, que presentan el diccionario de Moliner y el que ofrecemos en nuestro portal.


Para dejar un comentario, entre en el sistema con su nombre y contraseña