Урок 9


CLASE 9. Los estudios. Cultura

La formación de los niños en España empieza a los cuatro meses, cuando la mayoría de las madres se reincorporan al trabajo. Entonces no tienen otro remedio que dejar a los bebés en la guardería. Allí permanecen hasta que cumplen tres años, que es cuando empiezan el colegio (véase el texto).

El sistema educativo español tiene dos ramas: la pública y la privada. La pública es gratuita a partir de los tres años, mientras que el precio de la privada varía entre los 50 y los 1000 euros al mes. Lo característico de España es el hecho de que la mayoría de las instituciones privadas son religiosas y dependen de la iglesia. Es frecuente asociar la educación privada con el posicionamiento político hacia la derecha: las élites aristocráticas suelen buscar tanto valores tradicionales (la religiosidad, la familia), como determinado ambiente selecto. Los partidarios de la educación pública afirman con razón que el profesorado de la pública está mejor preparado, ya que han tenido que aprobar las oposiciones. Pero también es verdad que en el sistema público se inscriben niños de las clases sociales desfavorecidas: hijos de familias pobres e inmigrantes, lo que, por un lado, enriquece al alumno, y, por otro lado, puede suponer una mayor conflictividad.

Para más información véase el texto.