Урок 4


CLASE 4. Historias de pareja. Hábitos, vicios, hobbies, virtudes y habilidades. Gramática

Verbos de régimen preposicional especial

Las preposiciones a veces son ilógicas, otras veces sí se puede descubrir cierta lógica. Fijaos en los siguientes ejemplos e intentad buscarla:

  • CON:
    casarse, romper, cortar, soñar
  • DE:
    separarse, distanciarse, enamorarse, desenamorarse, fiarse, aprovecharse...
  • A:
    conocer, engañar, tirar los tejos
  • EN:
    pensar, confiar
  • 1. Completa con una preposición adecuada:
  • a
    con
    por
    con
    de
    a
    en
    a
    de
    con
    en
    con
    a
    de
    de
    con
    para

    – Siempre he soñado   conocer   mi príncipe azul para casarme   él. 
    – Pareces tonta, tía, si los hombres lo que buscan es tirarle los tejos   cualquiera   acostarse   ella y dejarla plantada. 
    – Tú lo dices porque ya has tenido   cinco tíos y te has separado   todos.
    – Porque me he enamorado   ellos y luego no sé, he perdido la ilusión. Además, no quiero a tíos que sólo piensen   el sexo.
    – Pues si has roto   todas tus parejas, eres una persona inestable, no se puede fiar   alguien así.
    – Oye, yo no me he metido contigo, sólo quiero que sepas que muchos hombres se van a aprovechar   una persona tan anticuada y confiada...

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    El prefijo des-

    El prefijo des- se usa muchísimo en el lenguaje moderno: ¡algunas palabras incluso no han llegado a los diccionarios! Significa la acción contraria:

    enamorarse – desenamorarse (perder la ilusión por otra persona)
    hacer – deshacer
    (desmontar lo que se ha hecho)

  • 2. Completa con un verbo de la lista añadiéndole el prefijo des-:
  • andar, atascar, confiar, correr, mentir, montar

    ¡He tardado dos horas en montar el armario de Ikea y ahora quieres lo para llevarlo a otra habitación!

    El presidente ha la información que ha aparecido en la prensa.

    ¡Mira el lavabo! Está muy atascado, no sale agua, hay que lo.

    Lástima que no haya otra forma de volver, ahora tenemos que el camino.

    Oye, ¿puedes las cortinas, que hay poca luz?

    ¿Por qué tu madre de mí si llevamos ya 5 años saliendo juntos?

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    Subjuntivo con expresiones de valoración

    En español es frecuente empezar la oración principal con es + adjetivo o parece + adjetivo:

    Es normal que no puedas hacerlo. Me parece normal que no puedas hacerlo.
    Es evidente que no puedes hacerlo. Me parece evidente que no puedes hacerlo.

    ¿Por qué en el primer caso usamos subjuntivo y en el segundo, indicativo? La respuesta es que en el primer caso valoramos los hechos, mientras que en el segundo sólo los constatamos. Sin embargo, no siempre es fácil distinguir la valoración de la constatación.

    La constatación es objetiva, y está relacionada con la idea de la verdad y la evidencia: es verdad, es cierto, es obvio, es seguro...
    En cambio, la valoración es subjetiva, siempre añadimos un matiz al significado: es lógico (el concepto de lógico es subjetivo), es normal (la normalidad también es subjetiva), es fantástico (desde nuestro punto de vista subjetivo)...

    Por tanto, la regla es:

    PARECE / ES + adjetivo objetivo + QUE + indicativo
    PARECE / ES + adjetivo subjetivo + QUE + subjuntivo

    La negación de la objetividad también implica el uso de subjuntivo (excepto en las preguntas). Por tanto:

    NO PARECE / NO ES + cualquier adjetivo + QUE + subjuntivo
  • 3. Distribuye en dos columnas:
  • es cierto
    es natural
    es evidente
    no es cierto
    está bien
    está demostrado
    es obvio
    está claro
    es curioso
    es normal
    es verdad
    es lógico
    no es normal
    rige Subjuntivorige Indicativo

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 4. Las madres opinan mucho, a veces, demasiado. Completa los huecos en el discurso de esta madre criticona:
  • Hijo, no me parece bien que (salir) con esta chica. Es importante que (recordar) que somos tu familia y siempre te vamos a querer. Escucha: para mí es evidente que esa chica (estar) contigo por dinero. Es lógico que lo (hacer): viene de una familia pobre. Bueno, es verdad que (ser) guapa, atenta y cariñosa. Pero no es verdad que nos (comprar) regalos porque nos quiere. ¡Es que no me lo puedo creer!
    En fin, hijo, me parece normal que la (ver) de vez en cuando, incluso que (hacer) un viaje juntos, pero está claro que no (ir) a durar ni un mes.

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    El Imperfecto versus el Perfecto

    El Perfecto Simple expresa acciones puntuales. Pueden durar mucho tiempo pero se perciben como puntos en la línea del tiempo: ¡no caben otras acciones dentro!

    Podemos decir

    Ayer trabajé de 9 a 7 y luego me llamaron de Movistar

    Pero no

    Ayer cuando *trabajé me llamaron de Movistar

    porque dentro de “trabajé” ¡no cabe otra acción! Es como meter una flecha dentro de otra, ¡totalmente imposible!
    Es importante entender que, aunque la acción "trabajar de 9 a 7" dure 10 horas, se percibe como un punto en la flecha del tiempo.

    El Imperfecto, al contrario, sirve como fondo para otras acciones:

    Ayer cuando trabajaba me llamaron de Movistar

    Su principal función es precisamente comentar, completar y explicar las acciones que forman el argumento de una historia:

    Se acostó (acción principal) porque le dolía (comentario) la cabeza.
    No tenía sueño
    (explicación), por eso se levantó (acción principal).

    El Imperfecto no termina la historia: nos hace esperar la continuación. Compara:

    Ayer fui a una manifestación. Hubo mucha gente. (El Perfecto aquí indica que la historia ha terminado)
    Ayer fui a una manifestación. Había mucha gente. (El Imperfecto aquí indica que la historia no ha terminado, por eso preguntaremos: ¿Y? ¿Qué pasó?)

    Existe un buen criterio para diferenciar el Perfecto y el Imperfecto. Para el Perfecto siempre se puede indicar la hora de inicio y de final de la acción, para el Imperfecto, nunca. Compara:

    Se acostó (a las 20.45) porque le dolía (no sabemos cuándo empezó a dolerle ni cuándo terminó) la cabeza.
    No tenía sueño
    (¿¿¿en qué momento dejó de tener sueño???), por eso se levantó (a las 21.13).
  • 5. Selecciona el tiempo verbal adecuado:
  • El viernes pasado me a una fiesta. mucha cerveza y jazz. Yo me muy a gusto e a bailar a una chica alemana. bailando hasta la una de la mañana. a casa muy contento, además, ¡la chica me su teléfono! Cuando me al día siguiente me mucho la cabeza, así que a la farmacia a por un paracetamol…

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 6. Pon el verbo en una forma adecuada en Perfecto Simple o Imperfecto:
  • Andrés (conocer) a Julia en una fiesta. (Enamorarse) de ella a primera vista. Andrés (ser) un chico guapo y (parecer) simpático y divertido, de modo que ella (decidir) probar suerte. A partir de entonces (empezar) a quedar todos los días.

    La verdad es que (parecer) que (formar) muy buena pareja. Les (gustar) las mismas cosas y los dos (hacer) deporte. Andrés (querer) mucho a Julia, pero un día (enterar) de que ella (estar) saliendo con otro. (Tener, ellos) una discusión muy gorda y (separarse). Pero Andrés la (echar) mucho de menos y finalmente (volver) con ella.

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    Dejar de + infinitivo

    Si una persona antes hacía algo y ahora no lo hace se usa la construcción dejar de + infinitivo:

    Juan ha dejado de tocar el piano = Juan antes tocaba el piano y ahora ya no lo toca

    Si está claro qué es lo que dejamos de hacer, decimos simplemente dejarlo:

    – ¿Sigues tocando el piano?
    – No, lo dejé hace un año
    = dejé de tocar el piano hace un año

    – ¿Sabes que Julia lo ha dejado con su novio? = Ha roto con su novio
    – ¡No me digas!

  • 7. Reformula según el modelo
  • Modelo: Antes yo jugaba y ahora no → ... He dejado de jugar

    Mis padres antes iban mucho al cine, pero ya no van → Mis padres   al cine.

    ¿Ya no hacéis deporte? → ¿ deporte?

    Antes Marisol fumaba porros todos los días, pero ya no fuma → Marisol porros.

    ¿Ya no coleccionas sellos? → ¿ sellos?

    Antes tocaba casi todos los días, pero ya no toco → .

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña