Урок 2


CLASE 2. Relaciones personales. Pragmática

Deseos dirigidos a uno mismo

Para expresar deseos reales, fáciles de realizar, usamos Quiero + infinitivo:

Quiero aprender a tocar la guitarra = Mi deseo es aprender a tocar la guitarra

Esta expresión es la más común.

Si el deseo depende de nuestra organización, usamos A ver si + Indicativo:

A ver si este mes me pongo con la guitarra = Tengo que organizarme y encontrar tiempo para aprender a tocar la guitarra

Cuando el deseo no es racional, no está planificado sino que surge solo, usamos la construcción Tener (muchas) ganas de + infinitivo o Me apetece + infinitivo:

Tengo ganas de comer = Me apetece comer = Tengo hambre (un deseo fisiológico)
Tengo muchas ganas de verte = Me apetece mucho verte

Si el deseo se ve más complicado de realizar, usamos Me gustaría + infinitivo:

Me gustaría aprender a tocar la guitarra (pero es difícil y tengo poco tiempo libre)

Si el deseo es muy fuerte pero lo vemos muy muy muy difícil de realizar, usamos Ojalá + Subjuntivo:

¡Ojalá aprenda a tocar la guitarra! = ¡Qué ganas tengo yo de tocar la guitarra! Pero sé que es muy difícil
  • 1. Vamos a completar estos deseos de un alumno de español...
  • A ver si me en serio con el español.

    Quiero al menos una hora al día.

    Me pasar unos meses en España este verano.

    Tengo muchas aprender a hablar como los españoles.

    ¡Ojalá dinero para pagar un curso de español en Madrid o en Barcelona!

    A ver si a una academia de español.

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 2. Haz frases con estas palabras:
  • una
    me
    ver
    A
    si
    de
    academia
    a
    apunto
    idiomas
    en
    tenga
    Ojalá
    tiempo
    para
    estudiar
    casa
    de
    tengo
    a
    Qué
    aprender
    el
    ganas
    tocar
    piano

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    Deseos dirigidos a otras personas

    Las fórmulas para expresar deseos dirigidos a otras personas son parecidas, pero hay diferencias. El verbo querer dirigido a otras personas se usa siempre con el Subjuntivo:

    quiero que + Presente de Subjuntivo:

    Quiero que recojas la casa
    Quiero que prepares este informe para mañana

    Esta construcción suena muy categórica, como una orden. La puede decir una madre a su hijo o un jefe a un empleado; para los demás casos es mejor usar el Presente de Indicativo en forma de pregunta:

    ¿Recoges la casa, por favor?
    ¿Preparas este informe para mañana?

    En cambio, si preguntamos a otra persona qué quiere, querer + que + Subjuntivo suena delicado:

    ¿Quieres que (yo) recoja la casa?

    Otros modelos que usamos mucho en España es A ver si + Presente de Indicativo y Espero que + Subjuntivo:

    A ver si recoges la casa = Espero que recojas la casa = Es tu deber recoger y espero que lo hagas

    La construcción Ojalá + Subjuntivo se usa para expresar deseos fuertes, normalmente más relacionados con las circunstancias que con otras personas:

    ¡Ojalá estemos ya en julio!
    ¡Ojalá llegue ya el calor!
  • 3. Completa este diálogo entre la madrastra y la Cenicienta:
  • pongas
    dar
    planches
    friegas
    eres
    sea
    tengas
    seas
    tienes
    friegues
    es
    planchas
    limpies
    ordenas

    Madrastra: Espero que esta noche   la casa recogida. Quiero que   los platos,   la lavadora y   los cristales. A ver si   los armarios y   la ropa.

    Cenicienta: ¡Ojalá me   tiempo a hacerlo todo!

    Madrastra: Pues claro que te dará tiempo. ¡Qué chica más vaga! ¡Ojalá   más trabajadora!

    Cenicienta: No se preocupe, lo haré todo.

    Madrastra: A ver si   verdad...

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    Deseos a la hora de terminar la conversación

    Cuando nos despedimos, normalmente decimos un deseo usando la fórmula Que + Presente de Subjuntivo:

    Que tengas un buen fin de semana (un viernes al salir del trabajo)
    Que lo pases bien (al amigo que va a una fiesta o se va de viaje)
    Que tengas suerte (a una persona que la necesita porque tiene un examen o una entrevista...)
    Que disfrutes del viaje / de tus hijos / de la película
    Que te vaya bien (al amigo que no vamos a ver en mucho tiempo)
    Que te mejores (a una persona que está enferma)

    Esta misma fórmula (que, en realidad, omite el quiero o queremos inicial) se usa en manifestaciones, conciertos y otros eventos públicos:

    ¡Que salgan, que salgan, que salgan!

    ¿Conoces la canción Esta noche contigo, de Joaquín Sabina? Toda la canción usa esta misma construcción.

  • 4. ¿Qué dirás en estas situaciones?
  • A un amigo que está malo
    Que disfrutes del viaje
    A una compañera que tiene un examen mañana
    Que tengas suerte
    A un amigo que emigra a Canadá
    Que lo paséis muy bien
    A una persona que se va una semana a Egipto
    Que te vaya bien
    A un compañero de trabajo un viernes por la tarde
    Que tengas un buen fin de semana
    A unos amigos que montan una fiesta en su casa
    Que te mejores

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 5. Escucha este fragmento de una canción de Joaquín Sabina y completa los huecos:
  • Que no los coches,
    que se todas las factorías,
    que la ciudad se de largas noches
    y calles frías.

    Que se las velas,
    que se los teatros y los hoteles,
    que se dormidos los centinelas
    en los cuarteles.

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    Expresiones de sorpresa

    En español hay muchas maneras de expresar sorpresa. Seguro que te suenan estas expresiones:

    ¿En serio?
    ¿Ah, sí?

    o estas otras. Te las ordenamos de menor a mayor intensidad:

    ¡Anda! = Qué casualidad
    ¡Ostras!
    (suena un poco cursi, se dice para evitar decir una palabrota)
    ¡No me digas! (respuesta a una información sorprendente)
    ¡Madre mía!
    (ante una exageración)

    ¡Ojo! Las expresiones ¿En serio?, ¿Ah, sí? y ¡No me digas! sólo pueden usarse como respuesta a una información que nos dan otras personas. Las demás expresiones pueden iniciar una conversación:

    CORRECTO: ¡Madre mía, me acaba de tocar la lotería!
    INCORRECTO: No me digas!/ *En serio, me acaba de tocar la lotería.
  • 6. Selecciona la expresión de sorpresa adecuada:
  • – En este accidente han muerto 18 personas.
    – ¡ , qué barbaridad!

    – ¿Qué es eso que brilla tanto ahí en el suelo?
    , ¡es un anillo de oro!

    – ¿Sabes qué? Se le ha quemado la casa al vecino de arriba.

    , ¡¡¡he aprobado!!!

    – No me gusta cómo trabajas, así que estás despedido.
    .

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

    Marcadores discursivos anda e igual

    La palabra Anda se usa con dos fines distintos. Sobre todo, se utiliza para animar a otra persona a hacer algo:

    Anda, vamos a cenar ya = Venga, date prisa, vamos a cenar
    – Mamá, ¿me compras un helado?
    – No.
    Anda, por favor.

    Pero también se usa para expresar la sorpresa:

    ¡Anda! ¿Cómo tú por aquí? (al ver a un amigo en un lugar donde no esperábamos encontrarle)
    – ¿Qué tenemos para comer?
    – Comida japonesa.
    ¡Anda!
    = Qué sorpresa, no me lo esperaba

    En cambio, la expresión Anda ya expresa duda e incredulidad:

    – ¿Quién te va a pintar el salón?
    – Yo mismo.
    Anda ya. Si tú no sabes pintar.

    La palabra Igual puede funcionar como adverbio de probabilidad, en este caso es equivalente a A lo mejor:

    – ¿Vas mañana a la fiesta?
    Igual voy
    = A lo mejor, voy
    – ¿Sabes dónde están los abuelos?
    – ¿No están en casa?
    – No.
    – Pues igual han salido
    = A lo mejor, han salido

    En muchos casos igual sustituye a también o tampoco, como en:

    – Mi padre es muy austero.
    – El mío igual
    = El mío es igual de austero = El mío también es austero
  • 7. Indica el valor del marcador discursivo en cada caso:
  • – Yo trabajo mañana.
    – Yo igual.

    Trabajo igual de bien

    También trabajo

    A lo mejor trabajo


    – Hoy ceno con la ministra de cultura.
    – ¡Anda ya!

    Ánimo con la cena

    No te lo crees ni tú

    Qué sorpresa


    – ¿Me llevas al instituto mañana?
    – No puedo.
    Anda, llévame.

    Qué sorpresa, ¿por qué no?

    Por favor, te lo pido por favor

    Vaya casualidad


    – ¿Por qué no ha venido Andrés?
    – No tengo ni idea. Igual se ha puesto enfermo.

    También

    De la misma manera

    A lo mejor


    – Anda, has venido.

    Venga, ánimo

    A lo mejor

    Qué sorpresa


    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña