Escatología práctica

Volver al índice

LÉXICO
excremento caca, mierda
pedo gases intestinales que salen por el ano (culo)
bobo tonto
refinado, fino demasiado culto
soez vulgar, grosero
entorno ambiente
revolver las tripas provocar asco, repugnancia
trono (coloquial) wáter
  • Leer la transripción

    • Hoy vamos a escuchar una conversación que gira en torno a un tema que a los españoles nos encanta y es el tema de lo escatológico. Lo escatológico es todo lo relativo a los excrementos y suciedades. Es común que a los niños pequeños les haga reír escuchar o decir palabras tales como “caca, culo, pedo, pis” y cuantas más encadenen más divertido les resulta. El simple hecho de decir “caca, culo, pedo, pis” les encanta. Pues a los mayores nos ocurre parecido. Hablar de cacas y meados nos hace mucha gracia. Vamos a escuchar una conversación entre una pareja sobre las diferentes maneras que tenemos para expresar el hecho de hacer pis y de hacer caca. Esperamos que a ti también te resulte gracioso.

      – Hola cariño, qué tal tu día?
      – Hola bonita, pues bien, sin novedad.
      – Hoy he pasado uno de esos episodios que te encantará escuchar. Una de esas situaciones de agobio donde hiciera lo que hiciera lo iba a pasar fatal.
      – Uy, ¿de esos tú tienes muchos, eh?
      – Ay, qué bobo eres. Escucha, anda.
      – Escucho, escucho…
      – Esta mañana he ido a coger el bus como todos los días. Y sabes que hoy llegaba especialmente justa a la estación. Bueno, pues al poco de llegar me doy cuenta de que me estoy haciendo pis.
      – ¿Qué te estabas haciendo pis? Vamos, que te estabas meando.
      – Ay, qué lenguaje tan vulgar usas siempre.
      – Y tú qué refinado. De toda la vida hacerse pis es mearse, es lo que se usa en lenguaje coloquial. Así que ánimo, venga, tú puedes, dilo: me estaba meando.
      – Mira Jorge, no vamos a discutir sobre esto otra vez. El caso es que tuve que decidir si hacer pis y perder el bus o perder el bus y hacer pis.
      – ¡Oh, vaya dilema!
      – Pues sí, porque realmente no puedo permitirme llegar al trabajo tarde una vez más, que llevo una semanita que siempre me pasa algo y me retraso.
      – Y entonces decidiste aguantar y llegar a tiempo al trabajo, claro.
      – Pues sí, eso hice. Llegué al trabajo con un dolor que ya no podía más y al llegar me metí en el baño y oriné por fin.
      – ¡Oh! Orinaste. Pero si orinar es un término que usan los médicos y las finas como tú, claro. Vamos, ésa es tu manera de decir que por fin pudiste mear tranquila, lo que viene siendo hacer aguas menores.
      – Ay, qué pesado eres con tus expresiones. Por fin pude orinar Jorge. Orinar tranquila, ya está.
      – Bueno, pues menos mal que sólo se trataba de pis. Porque llega a ser otra cosa y no sé si hubieras podido aguantar, que cuando te haces caca te la haces de verdad. Con toda esa verdurita que comes, casi se te cae sola.
      – Qué soez eres, de verdad. Pero sí, menos mal que no eran ganas de defecar. Si no, no hubiera tenido opción, al baño directamente.
      – ¿¿¿Defecar??? Te ha salido otra vez la vena sanitaria. ¿Cuántas veces defeca a la semana? Lo ideal sería defecar una vez al día… así es como hablan los médicos! ¿Y cuántas veces orina usted al día? Qué mujer más correcta tengo. En mi barrio se dice cagar. Venga, que no es delito decir cagar.
      – Pues no será delito, pero es más adecuado decir “me voy a hacer mis necesidades” que eso que has dicho tú. No cuesta nada ser fino. Mi abuela decía que hay que ser fino hasta para cagar.
      – ¡Ahhh!¡ Lo has dicho! ¿Estás bien? ¿No te remuerde la conciencia? ¿No se te ha dado la vuelta a la lengua con esa palabra tan vulgar?
      – No, no me ha pasado nada. Lo que he dicho forma parte de la sabiduría popular, de una expresión de mi familia que ahora he decidido recordar con cariño. Si es que he salido a mi abuela. Hay que ser fino hasta para cagar y también para hablar. Por ejemplo, también puedes decir “hacer popó”.
      – Por favor, Olga, “hacer popó”… eso lo dicen los niños o las madres de sus bebés. “Mi niño se está haciendo popó en el pañal. Mira cómo aprieta, qué mono…” Cuando ese bebé se hace mayor ya te digo yo que no está haciendo popó, está cagando y no querrá observar cómo lo hace…
      – Bueno, sólo digo que es otra manera de decirlo.
      – Eso es como decir me hago pipí. Pipí y popó es infantil. Pis y caca, bueno, sería lo normal. Pero yo creo que todo el mundo te va a entender cuando digas “me voy a plantar un pino”. Es la manera más humorística de decir que vas a hacer caca. Vas a regalar sonrisas y todo cuando digas “me voy a plantar un pino”, ¿qué más quieres?
      – Sí, sí, regalaré sonrisas si estoy en un entorno familiar o entre amigos. Al igual que si digo que me estoy jiñando… pero no usarías esa expresión ni el rollo ese de “plantar un pino” con gente con la que no tienes confianza.
      – Oh! Has utilizado expresiones coloquiales: cagar, jiñarse, plantar un pino… Corre, lávate la lengua antes de que quieras añadirlas a tu vocabulario habitual…
      – Me voy al baño, sí, que me has revuelto las tripas con tanta palabra vulgar. Ahora sí, “me voy al trono”. ¿A que ésa no la sabías?

      (discusión entre ellos de fondo)

      Olga se ha ido al trono (y no es una reina, os lo aseguro. Se ha ido al wáter, claro) y Jorge, tras la puerta cerrada del baño, se mea de risa. Y eso no quiere decir que se mee literalmente sino que es una forma de decir que se está riendo al máximo, que se muere de la risa. Cuando nos estamos riendo mucho decimos “me estoy meando de risa”.

      Por si no os ha quedado claro, vamos a recordar las expresiones más utilizadas para hacer pis y caca y en qué ámbito se suelen usar.

      Hacer pipí y hacer popó: Infantil.
      Hacer pis y caca: Registro neutro o infantil.
      Mear y cagar: Registro coloquial.
      Orinar y defecar: En ambientes sanitarios o si quieres decirlo de forma muy fina.
      Estar jiñando, plantar un pino: Registro coloquial y humorístico.

      No me digáis que esta lección de hoy no ha salido “que te cagas”. Ha estado genial. Y esto es lo último que aprendemos hoy. Utilizamos “que te cagas” para intensificar cualquier cosa. No tiene que ver con cagar.

      Hace un frío que te cagas (hace mucho frío)
      Me lo he pasado que te cagas (me lo he pasado genial)
      Tienes un miedo que te cagas (tienes mucho miedo)

      Y vosotros ¿qué tal lleváis este tema? ¿Vais una vez al día más o menos? Lo mejor es escuchar al cuerpo y hacerle caso. Eso sí, beber agua os vendrá muy bien para las dos cosas. Para cagar y para mear ¡Suerte!

      ¿Queréis más? ¡Aquí lo tenéis: 100 formas de decir "Voy al baño"!

  • 1. ¿Qué significan estas expresiones?
  • ir a hacer mis necesidades
    mear
    plantar un pino
    jiñarse
    orinar
    ir al trono
    cagar
    defecar
    hacer aguas menores
    hacer pishacer cacacualquiera de las dos

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 2. Ahora clasifícalas:
  • mear
    orinar
    defecar
    cagar
    hacer caca
    hacer pis
    plantar un pino
    coloquial y vulgarhumorísticolas usan médicosneutro

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña

  • 3. Selecciona la expresión adecuada:
  • Hoy hace un frío que .

    – Doctor, vengo porque llevo días sin ir al baño.
    – ¿Cuándo fue la última vez que ?
    – Hace tres o cuatro días.

    Te voy a contar un chiste que te vas a de la risa.

    – ¿Cuánto falta para llegar?
    – Diez minutos. ¿Por...?
    – Es que me estoy .
    – Mira, puedo parar aquí, detrás de esos árboles puedes tranquilo. Qué suerte tenéis los chicos que podéis vuestras necesidades donde os dé la gana.

    – ¿Dónde está papá?
    un pino.
    – Uy, eso va para largo...

    – Mire, necesitamos hacerle una analítica. Coja este bote, ahora va al baño a y nos trae la muestra.

    – ¿Y la abuela?
    – Ha trono.

    Para poder corregir los ejercicios, entra en el Portal con tu nombre y contraseña